EFECTOS PRODUCIDOS, INDUCIDOS O PROVOCADOS: la acera del Strip de Las Vegas

¿Existen fármacos para el espacio urbano que nos ayuden a cambiar nuestra percepción de la ciudad? ¿Podemos cambiar el filtro a través del cual entendemos la ciudad, y evaluar como esto altera nuestro comportamiento?
En este artículo se estudian los efectos provocados en el espacio urbano, usando como campo de estudio el Strip de Las Vegas. El manifiesto Learning from Las Vegas, y las reflexiones posteriores de Robert Venturi y Denise Scott Brown, nos sirven de guía para entender un fenómeno de comunicación arquitectónica. Su estudio comparado de Roma y Las Vegas, fue el ejemplo exagerado donde obtuvieron lecciones sobre lo típico. La acera del Strip, nos sirve como arquetipo para esbozar hipótesis de modificación del espacio urbano.
Comparamos esta arquitectura de la comunicación y sus efectos provocados en el espacio urbano, con el funcionamiento hormonal. Las hormonas constituyen un modelo de comunicación capaz de cambiar un órgano o una célula a través de la emisión distante de información codificada. La industria ha producido fármacos basándose en el funcionamiento hormonal, con los que podemos cambiar procesos biológicos, re-equilibrando los existentes o creando unos nuevos. Son métodos de subjetivación de los humanos.
De un bio-estado pasamos a un tecno-estado por intoxicación voluntaria. Las hormonas son espacios capaces de cambiar la misión de un edificio (órgano) o visitante (célula) a través de la emisión de información. Asimilamos el Strip como una colección de acciones hormonales administradas en la acera, que subjetivan los comportamientos urbanos. La acera representa la unidad común a todos los ciudadanos dentro de la ciudad, donde encontramos la mayor probabilidad de intercambio de información debido a su constitución como sistema emergente.

EL DESEO, UNA VENTANA INDISCRETA, SEIS RELACIONADAS

Pensemos que en ‘la Ventana Indiscreta’ (Hitchcock, 1954),  la vigilancia no la efectúa sólo un ‘ojo del poder’ sino también un ‘ojo del deseo’. Las ventanas de la película no están pensadas únicamente para mirar por ellas, sino para que en ellas sucedan cosas. La ventana deja de ser un elemento de representación, compositivo o un simple marco: la ventana del movimiento moderno se queda entonces obsoleta.

La ventana convertida en el espacio de la acción, es para el espectador de la película un espacio para la contingencia: una vez metido en la trama de la película, allá donde haya una ventana, estará atentos por si algo pudiera suceder.

En la ventana lo privado se hará público, y la PRIVACIDAD se manifestará través de  diversas acciones: la demostración, la exhibición, el reclamo, la invasión, la negociación, la inculpación, la denuncia, la normalización, la persuasión, la expresión, la apropiación… Acciones que iremos poco a poco desgrananado. Agenciamientos entre la ventana y su habitante que revisaremos desde la arquitectura.

www.cartografiasdeldeseo.com

Imágenes para un artículo ampliado

[slideshare id=13198634&doc=pres12-120604171705-phpapp01]