Ensayo de Construcción. Ficción Mimética: El reciclaje de lo contingente como estrategia creativa

Este ensayo de construcción consiste simplemente en lanzar despreocupadamente textos y citas generados durante los dos últimos años, y más o menos ordenado. No he incluido imágenes o referencias porque en las que ya he colgado en el blog está casi todo los que s emenciona en la hoja. Lo más útil ha sido la aparición de temas (capítulos?), cuyo contenido se solapa ligeramente.  Para usarlo no hace falta leerlo todo, simplemente dejar correr la vista a lo largo del documento…ensayo-de-construccion-lr

Ficción Mimética/ Pequeñas Diferencias. 4. Casa Rudin vs Bunkers Suizos

Si hubiera que elegir un modelo de edificio como el objeto de deseo compartido por más personas, al menos en la esfera occidental, ese sería probablemente un cottage vagamente rural, situado en un paisaje idílico. Aquí tenéis dos reinterpretaciones diferentes de esta tipología, de  lo que podríamos llamar “una casita suiza”:

rudin-house-2 rudin-house-1_lr

En primer lugar la Casa Rudin de H&dM, en la que no es difícil rastrear la influencia del discurso sobre la tipología arquitectónica de Aldo Rossi (no por casualidad fue uno de los personajes que más influenciaron a Jaques Herzog y Pierre deMeuron en su juventud). La imagen de este pequeño edificio responde al prototipo icónico y, hasta cierto punto, naif,  de lo que cualquiera entiende por una casa. Quizá lo más valioso como aportación arquitectónica sea la plataforma que hace levitar la casa sobre un espacio común cubierto y exterior, y que sólo es perceptible desde uno de sus lados. Desde el otro, y a cierta distancia, vemos una sencilla casita sobre una pradera de flores.

bunker bunker19-22

En segundo lugar los búnkeres suizos que ha estado documentando durante años el fotógrafo Leo Fabrizio: reproducciones exactas de los capítulos más habituales del paisaje y la imaginería suiza que contienen en su interior armas, munición, refugios nucleares y otros artefactos bélicos. Los más interesantes son los que simulan ser inocentes cottages, con puertas de madera, cortinas pintadas en los ventanas ciegas, plantas trepadoras en las fachadas, y otros gadgets cotidianos de la vida suburbana.

La transformación de H&dM sobre el modelo del cottage, a pesar de tener una cierta radicalidad en su propuesta simuladora, se queda en un plano estrictamente arquitectónico. La representación icónica del volumen del cottage se limita al uso de la herramienta favorita del arquitecto moderno para procesar formas y contenidos complejos: la abstracción.

Sin embargo la representación hiperrealista de los búnkeres, cuyo objeto es la simulación a escala de satélite, entra de lleno en aspectos contingentes, en absoluto definitorios de este tipo arquitectónico, pero que se implementan mediante el diseño formal y espacial de la cáscara de los búnkeres, y abriendo por lo tanto vías nuevas y extrañas, pero sin duda convergentes con lo arquitectónico.

Pequeñas Diferencias/ Ficción Mimética. 3. Ocaña de España vs Casas Con Salón

Me gustaría comparar dos versiones aparentemente similares de lo que podríamos llamar el retro-cañí hispano. Por un lado las viviendas de Manuel Ocaña en Ocaña (recién publicadas por Pepe, por cierto), y por el otro las características casas autoconstruidas canarias, con salón abajo/vivienda arriba.

Ambas son arquitecturas contemporáneas, y en ambas podemos rastrear fácilmente el reciclaje acrítico y desprejuiciado de rasgos figurativos tradicionales de manera prácticamente literal: cornisas, canecillos, cubiertas de teja, etc. Sin embargo la capacidad creativa, la posibilidad de generar algo nuevo o desconocido, que estos reciclajes han propiciado es, desde mi punto de vista, totalmente diferente.

ocana-espana2_tf_lr

Las viviendas de Ocaña ofrecen una mirada irónica, claramente afín a cierto posmodernismo, que se hace más evidente en el uso de cartón piedra en la parte inferior del edificio. Se puede ver, y así se explica en los textos del proyecto, como un atrevido desafío al autoasignado papel del arquitecto como salvador de la conciencia estética de la sociedad. La aportación sobre las posibilidades de la simulación hiperrealista como operación arquitectónica contemporánea, no parece ir más allá de este guiño travieso a toda la profesión.

En las casas con salón canario, que ya mencioné anteriormente en este blog, y de las que sólo publico una imagen para no repetirme, la capacidad de innovación a partir de un modelo que se simula se maximiza. En este texto de una entrada anterior, se explica:

Las típicas casas con salón (también conocidas como salón abajo-vivienda arriba) canario son en realidad viviendas unifamiliares autoconstruidas (normalmente de pésima calidad e ilegales), y repletas de todos los tics folclóricos imaginables, aunque con una interesante peculiaridad: las plantas bajas se construyen con una altura desmesurada (entre cuatro y cinco metros de altura libre), de modo que pueden ser utilizadas para todo tipo de actividades que no están directamente relacionadas con el uso de vivienda: almacén, aparcamiento, sala de juegos, barbacoa, cuarto de aperos, alambiques, restaurante,…estas actividades ocurren a menudo de manera simultánea, por lo que el espacio del salón se convierte en un cajón de sastre programático”,

Sin apenas intención por parte de sus creadores, se genera una tipología de vivienda que trastoca los códigos aceptados de programa, o la relación entre la esfera pública y la privada. Y, lo que más me interesa, partiendo de una modificación localizada a una tipología conocido.

Pequeñas Diferencias/ Ficción Mimética. 2. Studiolo Urbino.

Jean Baudrillard señala a los studioli del Duque de Urbino, como reflejo simbólico de la manipulación de la imagen que conlleva el ejercicio del poder, en concreto a través de la técnica del trompe-l’oiel.

“Así los studioli del Duque de Urbino, Federico de Montefeltre, en el Palacio Ducal de Urbino y de Gubbio: santuarios minúsculos llenos enteramente hechos de trompe-l’oeil en el corazón del inmenso espacio del palacio. Es el triunfo de la perspectiva arquitectónica erudita, de un espacio desplegado según las reglas. El estudiolo es un microcosmos inverso: separado del resto del edificio, sin ventanas, sin espacio propiamente dicho –en él el espacio es realizado mediante simulación. Si todo el palacio constituye el acto arquitectónico por excelencia, el discurso manifiesto del arte (y del poder), ¿qué es de la ínfima célula del estudiolo, que linda con la capilla como otro lugar sagrado, pero con un aroma de sortilegio?.”

urbino_studiolo_det2urbino_studiolo_det


Sin embargo, además de la interpretarlos como una simulación utilitaria, es interesante analizar estos espacios arquitectónicos extremos como estructuras cuasi narrativas. De apenas 13 m2 de superficie, pero una gran altura, la madera de todas las paredes interiores están grabadas en toda su superficie, de dibujos que describen lo que podría ser el estudio de un hombre de letras del Renacimiento. La increíble profusión de detalles naturalistas, y la utilización incesante de todo tipo de trucos perspectivos, lo convierten en una herramienta de narración intensamente realista, casi un documental que, paradójicamente parece reflejar más los deseos de Federico de Montelfeltro sobre su vida, que la realidad.

Pequeñas Diferencias/ Ficción Mimética. 1. Times Square


La creación de Times Square  tal y como hoy lo conocemos, (uno d elos espacios urbano moderno más fuertemente implantado en la conciencia colectiva universal),  es en realidad una operación de construcción de una imagen nueva que se reproduce a sí misma, como un eco, pero con un significado totalmente diferente. Una operación de simulación orquestada por las corporaciones propietarias de los edificios de la plaza, que forzaron un intenso proceso de gentrificación en la zona durante los años 80, para que ésta recuperara la importancia simbólica que había perdido la década anterior. Félix de Azúa lo cuenta estupendamente:

“Los potentes consorcios financieros forzaron al ayuntamiento a ampliar la superficie edificable, pero aceptaron el diseño de la plaza realizado por los técnicos de imagen, los cuales impusieron realizar una reproducción del modelo histórico de Times Square, con sus anuncios luminosos de visos colores y otras figuraciones espectaculares. Algunas firmas con pretensiones de seriedad, como Morgan Stanley, se mostraron en principio muy poco propicias, pero acabaron cediendo. Las áreas dedicadas a anuncios luminosos, así como la tecnología de los mismos (en la actualidad son pantallas líquidas), han sido reguladas al milímetro con el fin de producir un efecto de anarquía y espontaneidad.

(…)

El actual Times Square, como pudo verse durante la celebración de fin de año de 2001, tiene el mismo parecido con el Times Square histórico que pueda tener un ordenador con una máquina de escribir. Parece haber crecido, como el anterior, de manera caótica y avanzadoa golpe de iniciativa privada, con la anárquica poesía del capitalismo clásico, pero de hecho es el resultado de una operación técnica política y financiera planificada con un rigor casi científico.

(…)

Se trata,  por lo tanto, de un simulacro o un parque temático urbano, como certeramente lo calíficó algún crítico. En ningún caso una reconstrucción (como la del Liceo de Barcelona), ni tampoco un revival (como el neoclásico o el neogótico).”

times-square_web