LIMITES, espacios infinitos e interioridades ambiguas

Como comentaba en un post anterior acerca de las estancias con paredes recubiertas de espejos, existen espacios que, por distintos motivos, poseen una interioridad ambigua: por un lado son espacios limitados pero, a la vez, se perciben como espacios potencialmente infinitos, ilimitados y con vocación de ser exteriores.

WeatherProjectTheWeatherProject_d 

Un ejemplo cercano es la instalación “The Weather Project” de Olafur Eliasson en la que se transforma la percepción de los límites de la “Tate Modern” sin efectuar la más mínima acción sobre ellos. La sala de turbinas se transforma con operaciones elementales: se oscurece la sala, se instala una superficie reflectante en el techo que lo hace desaparecer, se genera una ligera niebla mediante humidificadores y se instala un gran sol virtual que produce una intensa luz amarilla.

El resultado es una transformación radical de este espacio: se crea una ilusión de naturaleza, tiempo (atmosférico) y exterioridad que provoca que los visitantes actúen como si estuvieran a cielo abierto en un paraje natural: ocupándolo con una desenvoltura inusual en un museo y tumbándose en la sala durante horas.

Carceri_Piranesi

Piranesi, “carceri d’invenzione”

“En los “carceri”, la crisis del orden, de la forma, del concepto clásico de “Stimmung”, asume connotaciones sociales. Aquí la destrucción del concepto mismo de espacio se mezcla con una alusión simbólica a la nueva condición creada por una sociedad que ha cambiado radicalmente. En estos grabados el espacio del edificio, la cárcel, es un espacio infinito. Lo que ha sido destruido es el centro de ese espacio, reflejando la correspondencia entre el colapso de los viejos valores, del antiguo orden, y la “totalidad” del desorden. La Razón, autora de esta destrucción-una destrucción sentida por Piranesi como fatal-se transforma en irracionalidad. Pero la prisión, precisamente por ser infinita, coincide con el espacio de la existencia humana. Esto se indica muy claramente en las escenas herméticas dibujadas por Piranesi dentro de la red de lineas de sus composiciones “imposibles”. Así pues, lo que vemos en los “carceri” es solo la nueva condición existencial de la colectividad humana, liberada y condenada al mismo tiempo por su propia razón. Y lo que Piranesi traslada en imágenes, no es una crítica reaccionaria de las promesas sociales de la ilustración, sino una lúcida profecía de lo que la sociedad, liberada de sus viejos valores y sus consecuentes limitaciones, tendrá que ser” >>  Manfredo Tafuri, “Progetto e Utopía”, 1973

No-stop city, Diagrammi residenzialiNo-stop city, BoscoNo-stop city, piano tipologicoNo-stop city, paesaggioNo-stop city, paesaggio intNo-stop city, seccNo-stop city, correttiNo-stop city, isot 

Archizoom, “no-stop city”, de arriba a abajo: “diagrammi residenziali”, “bosco residenziale”, “piano tipologico continuo”,  “paesaggio interno” y varias vistas (1969-70)

“New Babylon no termina en ninguna parte (puesto que la tierra es redonda); no conoce fronteras (puesto que no existen economías nacionales) ni colectividades (puesto que la humanidad es fluctuante) Todos los lugares son accesibles, desde el primero hasta el último. Toda la tierra se convierte en una única vivienda para sus habitantes. La vida es un viaje infinito a través de un mundo que cambia tan rápidamente que a cada momento parece distinto”  >> Constant, “New Babylon”, 1974

Esta descripción de “New Babylon” es perfectamente aplicable a otro proyecto de aquellos momentos: la “no-stop city” de Archizoom cuyo carácter infinito queda claro a partir del mismo nombre. El proyecto refleja muchas de las inquietudes de aquellos momentos de contracultura y movimiento hippie. Se imagina una nueva sociedad “roussoniana” de “buenos salvajes”, de nómadas de aspecto prehistórico, que se agrupan libremente, deambulan y acampan en un entorno de alta tecnología. Una utopía definida “vía negativa” mediante la superación de las instituciones establecidas: familia, sedentarismo, religión, estado, frontera, producción, propiedad…. Estas “instituciones de encierro” se entienden como límites que impiden la emancipación definitiva del ser humano y una vida plena entendida como “viaje infinito”. Mediante el LSD y otras sustancias psicoactivas se buscaba la “expansión de la conciencia“ la superación de sus límites, proyectos como la “no-stop city” pretendían derribar todos los demás.

La cristalización de este ideario de demolición de encierros y demarcaciones es, no podía ser de otra manera, un proyecto marcado por su carácter infinito que, como todo infinito, implica la necesaria inexistencia (en este caso ignorancia) del afuera. Si no hay afuera, este interior auto referente, es, a la vez, exterior.

Una propuesta así da lugar a un tipo de proyecto muy particular. En la documentación que existe sobre el mismo se representa de forma muy distinta y, a menudo, contradictoria: a veces es repetición isótropa de bloques idénticos, a veces magma construido que rellena zonas del paisaje o tira continua indistinguible del “monumento continuo” de Superstudio. La mejor forma de imaginar un espacio infinito es un proyecto también infinito, que no reconoce los límites habituales de la disciplina, los desborda y se ramifica en multitud de formalizaciones distintas.

LIMITES sin contenido, contenidos sin límite, rastros y fantasmas

medianera_3

Medianera S.Caterina

medianera_bcn_2005

Cuando un objeto se vacía y permanece solo su límite, algo extraño sucede. En las medianeras, ese límite refleja la estructura interna que tuvo el edificio y actúa de memoria o registro de lo que ya no está. Son un “patchwork” involuntario de huellas de forjados y tabiques, paredes empapeladas, azulejos, restos de cuartos de baño, dibujos de escaleras, incluso, a veces, algún cuadro o estantería todavía colgados de la pared.

medianera_Marika_bcn

Las medianeras, y su carácter de rastro o fantasma, han interesado a muchos artistas. La artista suiza Marika llevó a cabo una intervención sobre una medianera de la Barceloneta que se limitaba a intensificar su carácter de “fantasma” completándola con azulejos y aparatos sanitarios nuevos. La condición de obra de arte de esta medianera idealizada podría pasar perfectamente inadvertida si no fuera por la perfección geométrica de los paños de azulejos añadidos y la posición inverosímil de alguno de los sanitarios.

MattaClark_WallsPapers 

Gordon Matta Clark, “Wall’s Paper”, 1972 

Gordon Matta Clark, en su trabajo “Wall’s Paper” de 1972, realizó fotografías de los muros medianeros de edificios parcialmente derribados y las imprimió sobre papel de periódico. Las copias estaban conscientemente mal elaboradas y la instalación final incluía un apilamiento de copias compaginadas en el suelo, “como si fueran diarios” y una serie de tiras colgadas en uno de los muros de la galería, imitando la disposición del papel mural. El efecto de esta instalación dependía de la correspondencia entre el objeto reflejado, muros y objetos arruinados en proceso de desaparición, y su representación, fotografías con carácter efímero mal impresas en papel de poca calidad.

R_whiteread_Fire Escape_2002

R_whiteread_Ghost

R_whiteread_house_1992 

Rachel Whiteread: “Fire escape” 2002, “Ghost” 1990, “House” 1992

El interés por los espacios y sus límites ha marcado la obra de Rachel Whiteread. Esta artista ha realizado esculturas del espacio que queda debajo de camas y sillas, dentro de una bañera, entre los libros de una estantería etc.En sus obras “Fire Escape”, “Ghost” y “House” realiza el vaciado del interior de, respectivamente, una escalera de evacuación, una habitación y una casa unifamiliar. Se utilizan los límites de estos espacios como molde para solidificar el espacio interior y, a continuación, se eliminan dichos límites. El uso de moldes es algo habitual en escultura, lo particular de este caso es que aquello que se quiere solidificar no es el lleno sino el vacío. De este modo se invierte la percepción espacial: se hace visible lo que no es visible habitualmente, y se desvanece aquello que normalmente percibimos. Se trata de situaciones opuestas a las medianeras, sin embargo el resultado obtenido es igualmente intrigante. El título de una de las instalaciones “Ghost” (fantasma, espíritu) no es casual, hace referencia a la capacidad de la frontera entre lleno y vacío, entre dentro y fuera, para cargarse de sentido y de memoria.

LIMITES: Figura y fondo

 robotlab1robotlab2

La ley de la psicología de la forma de la Gestalt, formulada por Max Wertheimer establece la tendencia a subdividir la totalidad de un campo de percepción en zonas más articuladas (figuras) y otras fluidas y desorganizadas que constituyen el fondo. La figura tiene calidad de cosa, el fondo calidad de sustancia. Según esta ley toda superficie rodeada por un límite tiende a convertirse en figura mientras que el fondo tiende a ser algo ilimitado. En la instalación “profiler” del colectivo robotlab, un mecanismo óptico unido a un brazo robotico es capaz de dibujar siluetas de personas. Este mecanismo parece una confirmación retroactiva de las intiuiciones de Wertheimer: para poder funcionar necesita que el fondo sea uniforme.

 Pablo

La figura es, por definición, algo limitado, sin embargo el fondo perfecto, como hemos visto en el ejemplo anterior, es homogéneo y continuo. Algo así ocurre también en este cuadro de Velázquez donde la figura flota en un entorno indiferenciado.

thx1138thx1138-2

En 1971 George Lucas filma THX 1138, que describe un futuro orweliano. En la película, el lugar de castigo es otro fondo perfecto y está bañado por una luz blanca y uniforme. Un espacio infinito sin demarcaciones ni referencias. Es curioso como este infierno futurista se parece a muchas representaciones tradicionales del cielo y como este lugar de encierro está definido precisamente por su condición de no-lugar y la ausencia de límites que dibujen dicho encierro. La disolución de este espacio carcelario es congruente con la evolución de lo que Michel Foucault denominó “instituciones de encierro” que han pasado de ser espacios confinados (la escuela, la fábrica, el cuartel, el sanatorio) a convertirse en mecanismos intangibles que controlan incluso el tiempo libre del ciudadano.

snake2

snake9

R&Sie(n) replantean, En el proyecto de la galería “Snake” en París, la relación figura-fondo. Las arquitectos lo describen como un “skyzospace” entre dos flujos: un espacio de exposiciones euclidiano con una iluminación de 1000 lúmenes y un gusano topológico infiltrado.La iluminación, el color blanco que lo cubre todo y las aristas redondeadas disuelven los límites visuales entre el gusano y su contenedor y transforman el conjunto de la galería en puro fondo para las obras de arte.

LIMITES de la mente, repetición y trance

“Y no tenéis la menor idea, muchachos… Con estas drogas la percepción se te altera hasta el punto de hacerte mirar el mundo con ojos totalmente diferentes. Todos nosotros tenemos gran parte de nuestra mente cerrada hacia el exterior. Estamos cerrados a nuestro propio mundo”….“Una de ellas era Aldous Huxley, que había tomado mescalina y escrito sobre la experiencia en “Las puertas de la percepción”, donde comparaba el cerebro a una “válvula reductora”. En la percepción ordinaria, los sentidos envían una abrumadora oleada de información al cerebro, que el cerebro filtra y reduce a un mero hilillo que puede controlar y manejar a fin de sobrevivir en un mundo enormemente competitivo. El hombre ha llegado a ser tan racional, tan utilitario, que el hilillo en cuestión se va haciendo más y más delgado y desvaído. Le basta con él para la mera supervivencia, pero le oculta la parte más prodigiosa de sus potenciales experiencias sin que él siquiera lo sepa. Estamos cerrados a nuestro propio mundo. El hombre primitivo experimentó un día plenamente la rica y centelleante oleada de los sentidos. Los niños la experimentan durante unos cuantos meses; hasta que el aprendizaje “normal”, el condicionamiento, cierra las puertas de ese otro mundo, generalmente para siempre” 

<<< Tom Wolfe, “Ponche de ácido lisérgico” 

Este pasaje explica como la percepción habitual de la realidad es un proceso de filtrado basado en limitar y focalizar la percepción. Las drogas como el LSD eliminan estos límites alterando la percepción y “expandiendo la conciencia”En los años 60 algunos arquitectos intentaron emular los efectos del LSD con otros medios.El nombre de estos dispositivos de Haus-Rucker-co refleja la intención de derribar los límites de la mente: Flyhead (1968) y Mind Expander(1967)

Haus-Rucker-co_Flyhead1968

Haus-Rucker-co_Mindexpander1967

“…pienso en  estas mujeres que tejen. El trabajo del tejer. Es muy significativo que la segunda acepción de la palabra “labor”, en el María Moliner, sea la de las labores femeninas, que para mí constituye el paradigma de la laboriosidad. Entre otras cosas por lo que tienen de vehículo alucinatorio, puesto que estas tareas repetitivas, monótonas, producen estados de alteración de la conciencia. Es un tema del que hablo con frecuencia, el del arte asociado a los estados alterados de la mente”

<<< Ángel González, “Las ideas estropean”, Babelia 05/04/08

“El arabesco con su repetición rítmica tiene una finalidad artística muy distinta a la del arte figurativo, hasta es contraria a él, ya que no quiere encadenar la mirada ni arrebatarla a un mundo imaginado, sino, por el contrario, librarla de todas las ataduras del pensamiento y de la imaginación, como lo hace la contemplación del correr de las aguas, de trigales movidos por el aire, de la caída de copos de nieve, de las llamas ascendentes del fuego. Tal contemplación no produce ninguna idea determinada, sino un estado existencial que es al mismo tiempo tranquilidad y vibración íntima. Los arabescos de la Alhambra combinan palmetas abstractas con flores estilizadas y entrelazados geométricos: lengüetas de fuego, flores de jazmín, copos de nieve, melodía infinita y matemáticas divinas o bien “embriaguez” y “sobriedad” espirituales a la vez, para emplear las expresiones de los místicos musulmanes.” 

<<< Titus Burckhardt, “La civilización Hispano-Árabe”

Para el crítico Ángel González, la creatividad más primaria y más interesante es aquella que se produce de forma casi automática, sin pensar, sin ideas, no tiene duda de que el arte, en su origen, fue algo asociado a  la alucinación. Es interesante aplicar esto al arte musulmán: la repetición de motivos, el sonido anestesiante y cíclico del agua, la danza-trance de los derviches, todo ello induce estados mentales alienados. Entendido de este modo es un arte anti-intelecual que no expresa ideas sino sensaciones.

Mevlevi_Whirlingdervishe

arabesco