Form follows you

En arquitectura, mientras lo inteligente no ha pasado de ser un edificio asistido, que conecta alarmas, despliega toldos o climatiza locales, a la inteligencia, al fenómeno humano, se le han ido añadiendo matices de la conciencia: así tenemos la inteligencia creativa, lingüística, emocional, etc. y se han separado sus procesos para según a qué fines estuviera orientada.  ¿Por qué no añadir otros matices también al objeto inteligente?
La disquisición semántica no nos interesa. La mayoría de artefactos son arquitontos. Sin embargo, puede que una asociación significativa de ellos alumbre una inteligencia colectiva imprevista.

Proyecto The Living City, por los profesores Soo-In Yang y David Benjamin, de la Universidad de Columbia. (2008)

¿Cómo de útil puede ser un diálogo entre chismes? La práctica del bluejacket, por el que desconocidos entran en contacto mediante el dispositivo bluetooth de sus teléfonos, o las redes sociales que proliferan en internet son ejemplos de fenómenos que pueden protagonizar un asalto al espacio físico público (en realidad, la mayoría de los miembros de estas comunidades se conocen personalmente, y se ven con alguna frecuencia), y tener repercusión espacial activando eventos con alguna intermediación electrónica, desencadenando respuestas relevantes o desplegando información específica, a su paso por determinados lugares.

Proyecto Augmented Architecture de Zhong Yi Quck (2005).

No ha lugar

En este país del que hablo, todo el espacio es privado. Todo. El problema de suelo fue tan acuciante, que no hubo más remedio que hacer disponible todo el existente para construir casas.

Entre los intersticios de las casas (conexiones mayormente) se contaba sin embargo, con artilugios que servirían como válvulas de escape para cuando fuera posible. Cuando las viviendas estuvieran vacías (la mayor parte del día), su espacio era ocupado por una de estas máquinas, que se desplegaba y extendía, para alojar cualquiera que fuera el evento público programado.

nueva-imagen.jpgnueva-imagen-1.jpg
Plaza en Almere, Holanda. A este artefacto, un puente grua, puede  añadirsele otros sistemas que posibiliten la instalación de un escenario. El espacio público, o mejor, el espacio común está aquí geométricmanete tabulado y sus posibilidades son ‘perfectibles’, ‘implementables’, cambiables y móviles.

De esta manera se hacía hueco entre las casas desalojadas, y el espacio quedaba liberado para que se produjera el encuentro. Sólo indicios de conexiones quedaban de la previa colmatación de viviendas: conductos, hubs, canalizaciones y otras redes.

Aperitivo de lo decadente

Warhol

Fotografía  de la exposición ‘Warhol sobre Warhol’,  Casa Encendida,  Enero 2008

La vida es para Warhol algo horrible, por ello es la muerte el eje de la redención. Warhol es un artista de la desesperación, alguien que no confía en algo que fuera común, un experto en profilaxis. Las imágenes movidas, casi temblorosas, protegen frente al acelerado paso del tiempo. La detención es la estrategia warholiana; en un mundo de velocidad, él aparece como un secreto neoclásico, alguien que confía en los gestos congelados, en lo teatral, en lo deliberadamente decadente.

Si acaso hay alguna tragedia en Warhol será en reducir las imágenes a cadáveres, a ‘superstars’ crepusculares (automáticas). El mito es sometido a hibernación. “¿Qué es la vida? Te pones enfermo -anota en sus ‘Diarios’ con aparente frialdad- y te mueres. Eso es lo único que se puede hacer, estar lo más ocupado posible”. Warhol es un incansable; son raros los días en los que no trabaja (blog). Una jornada excepcional en la que hace el vago es porque se pone a pensar en las polillas de su alfombra. La imagen de lo que es devorado casi a traición paraliza a este artista, que retrata con la superficial despreocupación de un médico.

Warhol está ocupado para no pensar en la destrucción irremediable. El arte exorciza la catástrofe: Marylin contra las polillas.

Arquitectura contra decadencia …. ¿o con  decadencia?

Escrito generador de próxima entrega. En seis palabras:

arquitectura – ruina – decadente – posible – fetiche – codificado

Aperitivo de lo decadente

 

Fotografía extraída del catálogo de la exposición ‘Warhol sobre Warhol’,

que tuvo lugar en la Casa Encendida en el mes de Enero.

 

 

La vida es para Warhol algo horrible, por ello es la muerte el eje de la redención. Warhol es un artista de la desesperación, alguien que no confía en algo que fuera común, un experto en profilaxis. Las imágenes movidas, casi temblorosas, protegen frente al acelerado paso del tiempo. La detención es la estrategia warholiana; en un mundo de velocidad,  él aparece como un secreto neoclásico, alguien que confía en los gestos congelados, en lo teatral, en lo deliberadamente decadente.

 

Si acaso hay alguna tragedia en Warhol será en reducir las imágenes a cadáveres, a ‘superstars’ crepusculares (automáticas). El mito es sometido a hibernación. “¿Qué es la vida? Te pones enfermo -anota en sus ‘Diarios’ con aparente frialdad- y te mueres. Eso es lo único que se puede hacer, estar lo más ocupado posible”. Warhol es un incansable; son raros los días en los que no trabaja (blog). Una jornada excepcional en la que hace el vago es porque se pone a pensar en las polillas de su alfombra. La imagen de lo que es devorado casi a traición paraliza a este artista, que retrata con la superficial despreocupación de un médico.

Warhol está ocupado para no pensar en la destrucción irremediable.  El arte exorciza la catástrofe: Marylin contra las polillas.

Arquitectura contra la decadencia. 

 

Escrito generador de próxima entrega. En seis palabras:

Arquitectura – ruina – decadente – posible – hiper – codificada

 

 

 

Registros de movimiento. Nubes codificadas

034gottfried-michael-koenig-ejemplo-de-notaciones-de-ubung.jpg

Gottfried Michael Koenig, Ejemplo de notaciones de Ubung fur Klavier, 1970

042juan-manuel-alonso-analisis-grafico-del-notturno-series.jpg

Juan Manuel Alonso, Análisis gráfico del Notturno, series 1 y 2 de Donald Martino, 1997

048volvo-control-total-2001.jpg

Volvo, Control total, 2001

125civil-aviation-authority-pasillos-aereos-de-heathrow-y-s.jpg

Civil Aviation Authority, Pasillos aéreos de Heatrow y Stansted, 1995

125trisha-brown-sin-titulo-octubre-1976-traces-of-dance.jpg

Trisha Brown, Sin Título, 1976

125trisha-brown-sin-titulo-octubre-1980-traces-of-dance-p.jpg

Trisha Brown, Sin Título, 1980

127gjon-mili-picasso-dibujando-con-luz-en-vallauris-1949.jpg

Gjon Mili, Picasso dibujando con luz en Vallauris, 1949

127hans-namuth-jackson-pollock-1950.jpg

Hans Namuth, Jackson Pollock, 1950

127rudolf-von-laban-croquis-para-scales-traces-of-dance.jpg

Rudolph von Laban, Scales, 1926

161beat-streuli-de-alice-a-uluru-red-centre-australia-20.jpg

Beat Streuli, De Alice a Uluru, Red Centre, Australia, 2000

203john-cage-cartridge-music-1960-john-cage-p-112.jpg

John Cage, Cartridge Music, 1960

203le-corbusier-diagrama-de-circulacion-del-pabellon-de-tem.jpg

Le Corbusier, Diagrama de cilrulación del Pabellón de Temps Nouveaux, 1937

203walter-marchetti-movimientos-de-una-mosca-sobre-el-crist.jpg

Walter Marchetti, Movimientos de una mosca sobre el cristal de una ventana desde las 8 de la mañana hasta las 7 de la tarde de un día de mayo de 1967

benoit-mandelbrot-ejemplos-de-movimiento-browniano-dicciona.jpg

Benoit Mandelbrot, Ejemplos de movimiento browniano

paul-klee-costa-de-provenza-1927-rizoma-10.jpg

Paul Klee, Costa de Provenza, 1927