LIMITES sin contenido, contenidos sin límite, rastros y fantasmas

medianera_3

Medianera S.Caterina

medianera_bcn_2005

Cuando un objeto se vacía y permanece solo su límite, algo extraño sucede. En las medianeras, ese límite refleja la estructura interna que tuvo el edificio y actúa de memoria o registro de lo que ya no está. Son un “patchwork” involuntario de huellas de forjados y tabiques, paredes empapeladas, azulejos, restos de cuartos de baño, dibujos de escaleras, incluso, a veces, algún cuadro o estantería todavía colgados de la pared.

medianera_Marika_bcn

Las medianeras, y su carácter de rastro o fantasma, han interesado a muchos artistas. La artista suiza Marika llevó a cabo una intervención sobre una medianera de la Barceloneta que se limitaba a intensificar su carácter de “fantasma” completándola con azulejos y aparatos sanitarios nuevos. La condición de obra de arte de esta medianera idealizada podría pasar perfectamente inadvertida si no fuera por la perfección geométrica de los paños de azulejos añadidos y la posición inverosímil de alguno de los sanitarios.

MattaClark_WallsPapers 

Gordon Matta Clark, “Wall’s Paper”, 1972 

Gordon Matta Clark, en su trabajo “Wall’s Paper” de 1972, realizó fotografías de los muros medianeros de edificios parcialmente derribados y las imprimió sobre papel de periódico. Las copias estaban conscientemente mal elaboradas y la instalación final incluía un apilamiento de copias compaginadas en el suelo, “como si fueran diarios” y una serie de tiras colgadas en uno de los muros de la galería, imitando la disposición del papel mural. El efecto de esta instalación dependía de la correspondencia entre el objeto reflejado, muros y objetos arruinados en proceso de desaparición, y su representación, fotografías con carácter efímero mal impresas en papel de poca calidad.

R_whiteread_Fire Escape_2002

R_whiteread_Ghost

R_whiteread_house_1992 

Rachel Whiteread: “Fire escape” 2002, “Ghost” 1990, “House” 1992

El interés por los espacios y sus límites ha marcado la obra de Rachel Whiteread. Esta artista ha realizado esculturas del espacio que queda debajo de camas y sillas, dentro de una bañera, entre los libros de una estantería etc.En sus obras “Fire Escape”, “Ghost” y “House” realiza el vaciado del interior de, respectivamente, una escalera de evacuación, una habitación y una casa unifamiliar. Se utilizan los límites de estos espacios como molde para solidificar el espacio interior y, a continuación, se eliminan dichos límites. El uso de moldes es algo habitual en escultura, lo particular de este caso es que aquello que se quiere solidificar no es el lleno sino el vacío. De este modo se invierte la percepción espacial: se hace visible lo que no es visible habitualmente, y se desvanece aquello que normalmente percibimos. Se trata de situaciones opuestas a las medianeras, sin embargo el resultado obtenido es igualmente intrigante. El título de una de las instalaciones “Ghost” (fantasma, espíritu) no es casual, hace referencia a la capacidad de la frontera entre lleno y vacío, entre dentro y fuera, para cargarse de sentido y de memoria.