LA ARQUITECTURA DE LAS PEQUEÑAS DIFERENCIAS (entrega final)

Aqui tenéis, corregido y (muy) aumentada, mi entrega final sobre el potencial de las pequeñas diferencias para operar en arquitectura. He intentado al máximo seguir el formato de una pequeña tesis. Espero que os interese.

la arquitectura de las pequenas diferencias.pdf

(Recoloco la entrada en mi categoría persolnal porque estaba solo en resultados)

PEQUEÑAS DIFERENCIAS (5). Replicantes

Kroller Moeller Mansion (La Haya, Holanda 1912). Arquitectura Replicante.

Lo único que queda del proyecto irrealizado de la Kroeller Moeller Mansion de Mies(La Haya,1912) es una fotografía del modelo en madera y lona que se ejecutó a escala 1:1. Es extraña, o por lo menos algo contradictoria, la reproducción en tela blanca de un ejemplo de clasicismo alemán a lo Schinckel (Mies era muy joven aún), pesada, sobria, estable. Más aun si pensamos que el arquitecto que lo ideó iba a ser en pocos años el gran precursor de la arquitectura de la ligereza, del casi nada. Es interesante pensar, tal y como sugiere Rem Koolhaas, que el hombre que se divisa, diminuto, en la monumental portada de la casa podría el mismo Mies, y que la experiencia, el fracaso del proyecto, el hallazgo de la ligereza, el pasearse por el interior de ese inmenso volumen vacío y blanco, confinado por una fina membrana, podría haberle cambiado para siempre. (Quizá a esto podríamos achacarle incluso la posterior obsesión de Mies con el uso de las telas, pieles, y otros materiales por el estilo…)

kroeller-moeller.jpg

Aunque toda la historia sea probablemente en su mayor parte ficción (tal y como lo llegó a a confesar Philipp Johnson, comisario de la exposición de 19.. en la que se hizo pública por primera vez), es un ejemplo revelador del potencial de la imitación transformadora: un desplazamiento accidental en la cualidad material de una arquitectura conocida y en principio acotada, se convierte en un hallazgo con un potencial creativo altísimo si es interpretado por la persona correcta –Mies-, en el momento correcto -los albores del movimiento moderno-.

La maqueta de tela de la casa Kroller Moeller es un ejemplo de objeto arquitectónico replicante porque morfológicamente no trata de diferenciarse del original, y de hecho a cierta distancia es prácticamente idéntico al edificio que recrea, y que finalmente no se construyó; y más importante, porque es capaz de aportar un nivel de inteligencia arquitectónica (al menos si nos creemos la ficción construida por Koolhaas) infinitamente mayor que el original.

 

Casa en un huerto de ciruelos (Sanaa) – Edificio Replicante
kazujo2_lr.jpgEn la casa en un huerto de ciruelos, Kazuyo Sejima introduce una transformación dimensional más sutil (y obviamente más intencionada) que las descritas hasta ahora. Una pequeña vivienda para una familia con hijos se configura como una acumulación de estancias separadas por muros portantes de acero de espesor mínimo, de tal modo que los huecos (tanto interiores como exteriores) que comunican los distintos espacios se convierten en el tema arquitectónico principal. El reducido espesor de los muros hace que dichos huecos se perciban más como cuadros en la pared que como eventos de una secuencia espacial, creando una atmósfera perceptiva que oscila entre lo real y lo ficticio, partiendo únicamente de la transformación dimensional de los tabiques estructurales. Se podría decir que el modelo del que se ha partido, al menos desde el punto de vista estructural, es el de una vivienda premoderna, en el que todos los muros interiores están sometidos a carga,aunque probablemente lo que se ha hecho es introducir una lógica basada en la compartimentación dentro de un espacio neutro moderno. No es una transformación monstruosa, no se genera una nueva criatura que nos sorprende, lo único que podemos percibir son los sutiles efectos de la transformación.
kazujo1_lr.jpgEn ese sentido podemos quizá establecer un cierto paralelismo entre esta casa y algunos de los trabajos del fotógrafo alemán Thomas Demand, en los que la reconstrucción prácticamente literal de imágenes extraídas de los medios mediante modelos de papel y cartón de grandes dimensiones que posteriormente fotografía, dejan una sensación de extraña fragilidad, manteniendo la duda sobre si estamos ante una realidad simplificada, sin peso y desprovista de particularidades, o ante una simulación.

thomas-demand_flur.jpg Flur, Thomas Demand (1995)
“Una memoria de un tiempo o un ligar no es ese tiempo o ese lugar, y aun cuando la mente luche por percibir el presente, existe el filtro inevitable de la conciencia: nuestra mente construyendo un retrato de la realidad.”

Jeffrey Eugenides, sobre la obra de Thomas Demand.

 


 

PEQUEÑAS DIFERENCIAS (3). Primeras Definiciones

Si entendemos el gráfico que explica el valle inexplicable como un indicador de intensidades (algo así como un sismógrafo), en vez de un instrumento para determinar cuando los parecidos generan reacciones positivos y negativos, se convierte en una herramienta mucho más útil para el análisis de espacios y edificios. Así, los máximos y mínimos de la gráfica que Masihiro Mori desarrolló en 1970, son los puntos en los que se localizan las áreas de mayor interés, los puntos en las que la intensidad de respuesta conseguida a través de la copia o la imitación es mayor. Si seguimos la clasificación hallada en el gráfico que aparece abajo, y tratamos de adaptarla al mudo de la arquitectura, estas áreas de interés podrían responder a las siguientes definiciones:

valle inexplicable

-Arquitectura Robot. Puede mostrar un parecido mayor o menor a la arquitectura original, pero en cualquier caso este parecido no recrea la complejidad o la totalidad de las características del individuo (edificio) imitado, sino que concentra dicho parecido en una característica o factor de comportamiento (imagen, programa,…movimiento, voz, cálculo), en la cual mucho más eficiente

-Arquitectura Zombie (muerto viviente). A pesar de presentar un gran parecido en su imagen exterior con la arquitectura original, carece de la característica o particularidad más importante o que mejor define a ésta (la vida). A pesar de ser más torpe en su respuestas, presenta una resistencia física mucho mayor que el original. Por otro lado, el criterio u objetivo que determina su comportamiento es mucho más sencillo y localizado que el de la arquitectura en que se basa. (muerto viviente)

-Arquitectura Replicante. Arquitectura casi idéntica al original cuyo ADN se utilizó para su creación, pero con capacidades básicas (fuerza, capacidad de adaptación, inteligencia…) muy aumentadas. La única diferencia importante que la separa del original es difícil de rastrear, ya que se encuentra concentrada en pequeños destellos que sólo se perciben en condiciones muy concretas).

En los próximos posts se irán ilustrando estos tres conceptos extraídos de la idea de valle inexplicable con referencias espaciales y arquitectónicas…