Pequeñas Diferencias/ Ficción Mimética. 0. aclaración previa

Abriré fuego con una serie de referencias que conectan con el trabajo para el curso de docencia de hace dos años. Entonces se titulaba “Pequeñas Diferencias en arquitectura”. Desde que incorporé una línea argumental sobre la ficción literaria (Rorty, Ricoeur,…), ha pasado a ser algo así como “Ficción Mimética”, aunque mímesis es una palabra un poco espesa de significados. En cualquier caso el tema se trata de indagar sobre qué interés puede tener para la arquitectura y la cultural espacial contemporánea el fenómeno común de la reprodución/ simulación/ repetición, de modelos espaciales o icónicos ya conocidos. Más allá del interés por el fenómeno (new urbanism americano, parques temáticos, …), que sin duda es fascinante, me interesa estudiar si en el proceso de imitación se produce una ganancia creativa de algún tipo; si a nivel metodológico existen nuevas vías posibles en esta dirección.

(Pepe, siento no poder ir a clase estos viernes, intentaré mantener al día las entradas del blog…)

LA ARQUITECTURA DE LAS PEQUEÑAS DIFERENCIAS (entrega final)

Aqui tenéis, corregido y (muy) aumentada, mi entrega final sobre el potencial de las pequeñas diferencias para operar en arquitectura. He intentado al máximo seguir el formato de una pequeña tesis. Espero que os interese.

la arquitectura de las pequenas diferencias.pdf

(Recoloco la entrada en mi categoría persolnal porque estaba solo en resultados)

PEQUEÑAS DIFERENCIAS (3). Primeras Definiciones

Si entendemos el gráfico que explica el valle inexplicable como un indicador de intensidades (algo así como un sismógrafo), en vez de un instrumento para determinar cuando los parecidos generan reacciones positivos y negativos, se convierte en una herramienta mucho más útil para el análisis de espacios y edificios. Así, los máximos y mínimos de la gráfica que Masihiro Mori desarrolló en 1970, son los puntos en los que se localizan las áreas de mayor interés, los puntos en las que la intensidad de respuesta conseguida a través de la copia o la imitación es mayor. Si seguimos la clasificación hallada en el gráfico que aparece abajo, y tratamos de adaptarla al mudo de la arquitectura, estas áreas de interés podrían responder a las siguientes definiciones:

valle inexplicable

-Arquitectura Robot. Puede mostrar un parecido mayor o menor a la arquitectura original, pero en cualquier caso este parecido no recrea la complejidad o la totalidad de las características del individuo (edificio) imitado, sino que concentra dicho parecido en una característica o factor de comportamiento (imagen, programa,…movimiento, voz, cálculo), en la cual mucho más eficiente

-Arquitectura Zombie (muerto viviente). A pesar de presentar un gran parecido en su imagen exterior con la arquitectura original, carece de la característica o particularidad más importante o que mejor define a ésta (la vida). A pesar de ser más torpe en su respuestas, presenta una resistencia física mucho mayor que el original. Por otro lado, el criterio u objetivo que determina su comportamiento es mucho más sencillo y localizado que el de la arquitectura en que se basa. (muerto viviente)

-Arquitectura Replicante. Arquitectura casi idéntica al original cuyo ADN se utilizó para su creación, pero con capacidades básicas (fuerza, capacidad de adaptación, inteligencia…) muy aumentadas. La única diferencia importante que la separa del original es difícil de rastrear, ya que se encuentra concentrada en pequeños destellos que sólo se perciben en condiciones muy concretas).

En los próximos posts se irán ilustrando estos tres conceptos extraídos de la idea de valle inexplicable con referencias espaciales y arquitectónicas…